Si a vuestro perro no le gusta el pienso puede ser por dos motivos; o bien no le gusta esa marca de pienso determinada o se ha acostumbrado a comer comida de humanos y lo rechaza totalmente.

Puede que la marca que le estéis dando no le atraiga. Sobre perros que no son muy comilones a veces prefieren estar mucho tiempo sin comer que comer algo que no les gusta. Así pues si vuestro perro rechaza el pienso tendréis que probar con otra marca o marcas hasta que encontréis la que se adapte a él. Tened cuidado con el formato de las croquetas, ya que se deben adaptar al tamaño de vuestro perro, a veces croquetas más pequeñas son más apetecibles. También puede ocurrir que el perro se canse del pienso que siempre come, en este caso un nuevo pienso puede volver a hacerlo interesarse por la comida.

El otro motivo es que vuestro perro prefiere la comida de humanos. En este caso seguramente sabrá que si no come pienso al final acabará comiendo comida de humanos. Muchas personas recomiendan dejar al perro sin comer hasta que acepte el pienso. Esta recomendación es arriesgada ya que sobre todo si son cachorros pueden tener problemas de bajada de glucosa, etc. antes de aceptar comer el pienso. Una alternativa es mezclarlo con productos que sí le resulten atrayentes, como una loncha de algún embutido, etc. El problema con esto que siempre tendréis que hacer la mezcla para que se coma el pienso. Por eso una buena opción es esperar a que se coma el pienso pero siempre dentro de unos límites de tiempo sin comer. Si esos límites se exceden y sigue sin comer hay que llevarlo a veterinario para que establezca una dieta adecuada.


Comments

0
There are no comments.